Consejos de QueNochevieja

Consejos para Nochevieja y el Día de Reyes

Contenido de Facilisimo.com

Regalo

En España tenemos la suerte de que la Navidad se prolonga hasta el 6 de enero, ya que en muchos lugares del mundo estas fiestas prácticamente acaban con la celebración del día 25 de diciembre. Sin embargo, en nuestro país, el día 31 de diciembre junto con 6 de enero, son fechas de comidas y fiestas cargadas de deseos e ilusión. En el primer caso, las personas más marchosas son las más afortunadas puesto que es una noche dedicada a la diversión. En el caso del día 6, los protagonistas son los más pequeños de la casa.

@include('adsense/wide')

En Nochevieja se despide un año y se da la bienvenida a otro en el que se sueña que se cumplan los deseos de todos. El 6 de enero, en cambio, se reciben los regalos que Sus Majestades, los Reyes Magos de Oriente, dejan en cada casa. Aunque no son días tan familiares como el de Nochebuena o el de Navidad, muchos son los que se reúnen en torno a buenos platos. Pero en estos días las recetas no son tan importantes como otros detalles que te resumimos aquí para que todo salga a la perfección.

Nochevieja y las uvas

A las doce de la noche del 31 de Diciembre la familia se reúne en torno al reloj para no perderse las 12 campanadas que anuncian la llegada de un año nuevo. Por cada una, en España se toma una uva, lo que, dicen, da buena suerte. Tras ese paso, se brinda para celebrarlo, siendo lo más habitual usar cava o, si se prefiere un sabor más suave, la sidra. Esto se da en nuestro país, pero luego, en cada uno, hay tradiciones diferentes y sorprendentes.

@include('adsense/wide')

El día de Reyes

La noche del día 5 de enero los Reyes Magos visitan las casas para dejar los regalos que se han pedido. A la mañana siguiente se descubren y se abren. Si uno ha sido buena persona durante todo el año, se reciben los regalos que justamente se querían. Si tus acciones no han sido del todo buenas, suelen traer carbón dulce como reprimenda. Para celebrar tanto regalo, es tradición comer un buen trozo de Roscón de Reyes para desayunar acompañado de una taza de humeante chocolate.

La tradición ha hecho que las uvas o el Roscón de Reyes, entre otros detalles, sean fundamentales en estos días. Esto no sólo se lo debemos al hecho de que formen parte de nuestra cultura, sino porque en sí son productos que están deliciosos.